31 Ene

Estados Unidos estudia introducir una tasa adicional a las exportaciones europeas de motocicletas

Estados Unidos estudia introducir una tasa adicional a las exportaciones europeas de motocicletas Imagen: ACEM

ANESDOR, la Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas, y la Asociación Europea de Fabricantes de Motocicletas (ACEM) han mostrado su preocupación por la decisión de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos –USTR en sus siglas en inglés– de estudiar la imposición de tasas adicionales de hasta el 100% a las exportaciones de motocicletas europeas de entre 51 y 500 centímetros cúbicos a partir de marzo de 2017.

Esta medida potencial atiende a una petición formal de la industria del vacuno estadounidense al USTR, mediante la cual el sector solicita la apertura de un procedimiento según la Sección 301 prevista en la Ley de Comercio de los Estados Unidos de 1974. Con ello, se pretende imponer una tasa adicional a las exportaciones de la Unión Europea a los Estados Unidos como medida de represalia contra las restricciones impuestas por la UE a las importaciones estadounidenses de carne de vacuno.

Este nuevo impuesto a las motocicletas, que se encuentra actualmente en fase de estudio, no solo podría causar un daño considerable a las empresas europeas que fabrican bienes utilizados por los ciudadanos estadounidenses tanto para el ocio como para la movilidad. También afectaría negativamente a las pequeñas y medianas empresas estadounidenses que proporcionan servicios de distribución, venta y reparación, y podría conducir a la destrucción de miles de empleos en los Estados Unidos.

ACEM, en línea con el sector de las motocicletas en Europa y en los Estados Unidos, pide a la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos que evalúe adecuadamente esta medida y que evite crear una barrera comercial artificial y contraproducente que sin duda no va a alentar una resolución favorable de la disputa en el sector vacuno, y que será perjudicial tanto para la economía europea como para la estadounidense.

En este contexto, el Secretario General de ACEM, Antonio Perlot ha señalado que “no hay ninguna justificación para esta medida, y el sector de las motocicletas no debe ser arrastrado a disputas relativas a productos de alimentación. ACEM, como representante de los fabricantes de motocicletas en Europa, sigue de cerca esta cuestión y ha presentado sus observaciones ante el USTR para obtener una exclusión inmediata de las motocicletas europeas de la lista de productos sujetos a esta nueva tasa».

Por su parte el secretario general de ANESDOR, José María Riaño, ha indicado que “compartimos la preocupación de la Asociación a nivel europeo y nos sumamos a su petición en la defensa de los intereses del sector de las dos ruedas en nuestro país”. Riaño ha asegurado que “debemos promover y buscar nuevas oportunidades que fomenten el comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, en lugar de poner nuevas barreras que perjudiquen los intereses de los fabricantes de motocicletas en Europa”.

Nota de prensa